Agricultura e industria manufacturera generan empleo

11Dic

Agricultura e industria manufacturera generan empleo

De un año a otro (interanualmente), la Agricultura presentó un crecimiento de 41 mil personas ocupadas, mientras que la población ocupada en el sector secundario de la Industria manufacturera y la construcción, se incrementó en 56 mil personas. La tasa neta de participación laboral y la tasa de ocupación se mantienen para el III trimestre del 2014, con respecto al III trimestre del 2013, siendo 62,7% la participación y 56,4% la ocupación. Tasa de desempleo fue 10% en el III trimestre del 2014. La Encuesta Continua de Empleo mostró una tasa neta de participación laboral nacional de 62,7% de julio a setiembre del año 2014, cifra que no denota un cambio al compararla con el mismo período del año anterior (julio a setiembre del 2013). Comportamiento similar presentó este indicador por sexo, donde los hombres tuvieron una tasa neta de participación de 75,9% y las mujeres de 49,3% en el tercer trimestre del 2014. La población ocupada nacional fue 2,07 millones de personas, 1,28 millones hombres y 787 mil mujeres. La tasa de ocupación nacional fue 56,4% de la población en edad de trabajar, mientras que para la población ocupada masculina este indicador se situó en 69,5%, para la población femenina fue de 43,2%, para el III trimestre de 2014, ambos indicadores no muestran un cambio interanual (III trimestre del 2013 al III trimestre del 2014). DESEMPLEO SE MANTIENE En el tercer trimestre del 2014, 228 mil personas estaban desempleadas, 29 mil desempleados más respecto al mismo trimestre del año anterior, sin embargo, la tasa de desempleo no se vio afectada debido a un leve aumento de los ocupados (el cual no llegó a ser estadísticamente significativo), obteniéndose una tasa de desempleo de 10,0% a nivel nacional (9,0% la tasa de desempleo en el III Trimestre del 2013). Del total de personas desempleadas 117 mil eran hombres y 111 mil mujeres, con una tasa de desempleo de 8,4% y 12,4% respectivamente, valores que no muestran cambio al compararse con el tercer trimestre del 2013. Según zona, 173 mil desempleados residían de la zona urbana y 56 mil desempleados lo hacían en la rural. La tasa de desempleo alcanzó 9,9% en la zona urbana y 10,1% en la rural, para el III trimestre del 2014. A la dificultad de conseguir trabajo, se adiciona el subempleo, es decir, aquellas personas que trabajan menos horas de las que desean. El indicador correspondiente para el III trimestre del 2014 fue de 13,4% de personas ocupadas afectadas por subempleo y no varió de manera interanual. Para los hombres, el subempleo fue 10,5%, mientras que para las mujeres 18,0%, en ambos casos se mantuvo el indicador en el periodo interanual. AUMENTO DE LA POBLACIÓN OCUPADA ASALARIADA Por rama de actividad se generó un aumento interanual en el nivel de ocupación en la agricultura, ganadería y pesca de 41 mil ocupados, en la industria manufacturera de 25 mil ocupados y en la construcción de 26 mil ocupados. Por otro lado, se presentaron disminuciones en las actividades de transporte y almacenamiento en 28 mil ocupados y en la enseñanza y salud en 26 mil ocupados. Aunque a nivel nacional no se generó un aumento importante en el total de ocupados, al identificar la población asalariada se observó un aumento de 74 mil ocupados. Este aumento se generó en la zona urbana, donde aumentaron los asalariados en 99 mil personas siendo principalmente hombres, los cuales aumentaron en 51 mil ocupados asalariados. EMPLEO INFORMAL FUE DE 43% Durante este año el empleo informal ha mostrado mayor estabilidad en sus niveles, cifra que se reflejó en el III trimestre del 2014 en el que se alcanzó el 43%; entre tanto, el año anterior el indicador fue de 44,2% para el mismo trimestre. El empleo informal comprende el total de empleos que cumplen las siguientes características: según la posición en el trabajo de la persona: i) Personas asalariadas que no están inscritas en la seguridad social a través de sus patrones, ii) Ayudantes no remunerados, iii) Trabajadores por cuenta propia y empleadores que tienen empresas no constituidas en sociedad (no están inscritas en el Registro Nacional de la Propiedad y no llevan una contabilidad formal).

Compartir