Gasto de consumo promedio de los hogares es de ₡575 715 mensuales

14Nov
Resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares 2018

Gasto de consumo promedio de los hogares es de ₡575 715 mensuales

- El salario bruto, representa el 62,1% del ingreso total.

Resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2018, revelaron que dentro del gasto corriente; el consumo o adquisición de bienes y servicios para atender las necesidades y gustos; fue el de mayor importancia en los hogares, con un gasto de consumo mensual de ₡575 715.
Asimismo, el gasto promedio no asociados al consumo; como son los compromisos u obligaciones de pago al Estado, a instituciones sin fines de lucro y a otros hogares; son de ₡122 149. También, en términos de gasto corriente –que incluye tanto el gasto de consumo como el no de consumo- per cápita (por persona), se estimó en ₡253 670 mensuales.
Al desglosar la importancia relativa que tienen los diversos grupos de consumo dentro del gasto de los hogares, el mayor porcentaje corresponde al grupo de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” con un 24,0%, le siguen en importancia el “Transporte” (15,7%), “Vivienda, agua, electricidad y gas” (12,1%), “Restaurantes y hoteles” (7,1%), “Bienes y servicios diversos” (7,1%), “Recreación y cultura” (6,5%) y “Comunicaciones” (6,2%). Los restantes grupos (“Muebles y artículos para el hogar y conservación de la vivienda”, “Salud”, “Educación”,” Prendas de vestir y calzado” y “Bebidas alcohólicas, tabaco y estupefacientes”), acumulan el 21,3% del gasto de consumo.
Gasto de consumo por quintil de ingreso

Entre los grupos de gasto de consumo se evidenció diferencias significativas en el nivel y estructura según el quintil de ingreso en que se ubicaron los hogares. Se observa que a medida que aumenta el ingreso per cápita del hogar, disminuye la participación relativa de los alimentos y vivienda y, por el contrario, aumenta la participación en gastos de salud, transporte, restaurantes y hoteles. La diferencia más amplia en la estructura del gasto se presentó en los alimentos y bebidas no alcohólicas, que es 37,7% del gasto de consumo para los hogares del quintil uno, pero baja a 16,1% para los hogares del quintil cinco, siendo para el primer grupo de hogares el rubro más importante, mientras que para los segundos el rubro de mayor importancia es el transporte (con 19,2% de peso en el gasto). 

Así, la satisfacción de necesidades de las personas en los hogares de menores ingresos se concentró en alimentación y vivienda, que suman el 53,1% del presupuesto de estos hogares.  En contraste, los hogares con mayores ingresos destinan el 25,6 % en estos rubros y consideran otros tipos de gasto, como en transporte (donde el rubro más importante es el relacionado con la compra de vehículos) o en restaurantes y hoteles.

En cuanto al promedio por hogar del gasto de consumo mensual en cada quintil, se aprecia una diferencia significativa entre el quintil uno y el quintil cinco, esta fue de casi 4 veces mayor en el último quintil, respecto al primero. Los resultados indican que el 20% de los hogares de menor ingreso concentraron el 10,1% del total de gasto, el segundo grupo de hogares en orden ascendente de ingreso (quintil dos) concentró el 13,2%, el siguiente grupo, el 16,6%, el cuarto quintil aglomeró el 21,4% y, finalmente, el 20% de los hogares del último quintil acumula el 38,7% del gasto.

 
Gasto de consumo por zona

El promedio de gasto de consumo mensual del hogar en la zona urbana alcanzó los ₡640 055, un 52,6% más alto que en la zona rural, donde se estima en ₡419 820. Además de la diferencia en el gasto de consumo mensual promedio por zona, se observa que la estructura de dicho gasto también difiere, por ejemplo, le gasto de consumo relativo que se asigna a vivienda es de 2,0 puntos porcentuales (pp) mayor en la zona urbana respecto a la rural, y en la educación es 2,6 pp más; mientras que en los rubros de alimentos y transporte el peso relativo es superior en las zonas rurales que en las urbanas (5,5 y 2,7 pp respectivamente).  En los restantes ocho grupos de gasto de consumo, las diferencias en puntos porcentuales (pp) son mínimas.
Gasto de consumo por regiones de planificación
La región Central muestra un promedio de gasto de consumo de ₡664 980, casi ₡90 000 mensuales mayor al total nacional (₡575 715). El resto de regiones posee un gasto de consumo promedio mensual por debajo del promedio nacional, siendo las regiones Brunca (₡404 531), Huetar Caribe (₡412 287) y Huetar Norte (₡428 614) las que presentan menor gasto.  En un nivel intermedio se encuentran las regiones Chorotega (₡474 416) y Pacífico Central (₡449 996).
Por otra parte, al comparar la estructura de gasto de consumo por regiones, se determina que la región Central presenta un peso menor en el gasto en el grupo de alimentos y bebidas no alcohólicas con respecto al total país (22,4% frente a 24,0%), mientras que los grupos de salud, educación y recreación y cultura tienen una importancia relativa mayor (18,4% en la región Central y 16,9% para el país).
En el resto de regiones se produce el efecto contrario, es decir, aumenta el porcentaje que representa el gasto en alimentos y bebidas no alcohólicas y disminuye el gasto proporcional que corresponde a salud, educación, y recreación y cultura. Se destacó que el porcentaje que representa el gasto en el grupo de educación para las regiones Chorotega, Huetar Caribe y Huetar Norte se reduce considerablemente con respecto al total nacional, inclusive la región Huetar Norte representa menos de la mitad (3 pp de diferencia).
Ingreso de los hogares
Con la ENIGH 2018, se estima que el promedio por hogar del ingreso corriente bruto mensual es de ₡951 827. La categoría más importante es el salario bruto, que representa el 62,1% del ingreso total, le siguen las transferencias recibidas en dinero tanto públicas como privadas (14,7%) y las ganancias provenientes del trabajo autónomo (14,2%).  Las rentas y alquileres de la propiedad alcanzan un peso relativo de 3,9%, finalmente, los restantes ingresos acumulan 5,1%.
El ingreso corriente bruto mensual del hogar es aquel ingreso con el que el hogar financia sus gastos de consumo y los de no consumo, se compone de distintas fuentes consideradas regulares como son: los ingresos por trabajo (del asalariado o independiente), rentas y alquileres de la propiedad, transferencias recibidas en dinero y otros ingresos (dentro de los que suman algunos rubros no monetarios como producción propia exclusiva de autoconsumo o regalos de otros hogares y otros ingresos monetarios como ingresos por trabajo realizados anteriormente para población actualmente fuera de la fuerza de trabajo o  la desempleada). 
Evolución de los gastos de consumo e ingresos
El comportamiento de la distribución del gasto de consumo en lo últimos 30 años ha variado, producto de la incorporación de nuevas necesidades y gustos.  Mientras que en 1988 los gastos relacionados con alimentación   alcanzaban el 40,1% del total de gasto de consumo, en el 2018 estos alcanzaron el 31,6%.  Del otro lado, los gastos asociados a transporte y comunicaciones casi han duplicado su participación relativa (pasando de 11,6% en 1988 a 21,9% en 2018). 
Finalmente, en lo que respecta a la composición del ingreso, se observa una tendencia de pérdida en el peso relativo de las ganancias brutas del trabajo autónomo, que tenía una participación de 22,6% en 1988, y pasó a 14,2% en 2018.  Por el otro lado, las transferencias recibidas en dinero han aumentado su peso dentro de los ingresos brutos corrientes, pasando de 9,6% en 1988 a 14,7% en 2018.

Compartir