País tiene 18,2% personas en situación de discapacidad

29Mayo
Según primera Encuesta Nacional sobre Discapacidad 2018

País tiene 18,2% personas en situación de discapacidad

VER INFOGRAFÍA COMPLETA AQUÍ

- Estudio indagó a personas de 18 años y más que residen en el país

- Del total de personas con discapacidad, aproximadamente el 61% son mujeres.
- Sólo el 43,6% de personas con discapacidad tienen algún trabajo o están buscando uno.

La Encuesta Nacional sobre Discapacidad (Enadis 2018) reveló que el 18,2% de la población de 18 años y más tienen discapacidad, lo que significa en términos absolutos unas 670 640 personas.

Según el estudio, la discapacidad resulta de la interacción entre personas con deficiencias y barreras derivadas de la actitud y el entorno, que evitan la participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones.

La encuesta se realizó entre octubre y noviembre del 2018 e investigó por primera vez diversos temas relacionados con la discapacidad tales como: características sociodemográficas, educación, empleo e ingresos, condición de salud, asistencia personal, productos de apoyo, participación política y social, entre otros, con el objetivo de conocer la prevalencia y características de la discapacidad en el país.

Al analizar los resultados por región de planificación, se desprende que del total de personas con discapacidad la que tiene el mayor porcentaje es la región Pacífico Central con el 24,0%, secundada de la región Brunca con el 22,5%, mientras que las regiones: Chorotega, Central, Huetar Norte y Huetar Caribe tienen el 21,6%, 17,7%, 16,2% y 14,0%, respectivamente.
Del 18,2% de personas con discapacidad, se estimó que el 14,4% tienen un grado severo, mientras que el 3,8% están en una situación de discapacidad de leve a moderada.

En cuanto a la distribución por sexo, se evidenció que, del total de personas con discapacidad, existe una mayor cantidad de mujeres en esta situación (60,9%), frente al 39,1% correspondiente a hombres. Según grupos de edad, del total de personas con discapacidad el 49,7% tienen entre 36 y 64 años, seguido por el grupo de 65 años y más con 32,3%, mientras que el 18,0% son personas entre los 18 y 35 años.
Respecto al estado conyugal, el 50,8% de las personas con discapacidad se encontró en unión libre o casadas, seguido de quienes se divorciaron, separaron o enviudaron (29,0%) y una menor cantidad de personas se encontraron solteras con el 20,1%.
En la condición de aseguramiento, se reveló que del total de personas con discapacidad, el 88,0% tienen algún tipo de seguro (asalariado, voluntario, por el Estado, familiar de asegurado directo, entre otros), mientras el 12,0% no está asegurada.
Características de educación formal
El 5,7% de las personas con discapacidad de 18 años y más, asiste a educación formal. Además, se evidenció que de los centros educativos a los que asiste esta población, el 55,4% no son accesibles, es decir, no todos los espacios cuentan con rampas para personas que utilizan silla de ruedas, puertas con agarraderas de palanca, puertas y pasillos anchos, ascensor o elevador (cuando sea necesario), luces de alerta visual y alarma de audio, barras de apoyo o gradas con baranda y mobiliario adaptado.

Con respecto a los apoyos educativos, se descubrió que el 95,5% de las personas con discapacidad, no reciben ningún tipo apoyo relacionado con adecuaciones curriculares significativas, no significativas, de docencia, de acceso como Lesco, computadora con teclado grande o profesionales como psicopedagogía o tutorías.
Sobre el nivel de instrucción, se concluyó que la población con discapacidad tiene menores niveles de educación formal, además se denota que existe un mayor porcentaje de personas sin instrucción respecto a la población sin discapacidad (7,4% y 2,8% respectivamente).
Empleo e ingresos
La población de 18 años y más dentro de la fuerza de trabajo (ocupada y desempleada) mostró diferencias importantes entre la población con y sin discapacidad. El 43,6% de las personas con discapacidad tienen algún trabajo o están en búsqueda de uno, mientras que en las personas sin discapacidad correspondió al 68,2%.
Respecto a los quintiles de ingreso bruto per cápita de los hogares, considerando que el primer quintil lo compone el 20% de los hogares con menor ingreso, y el último quintil el 20% con mayor ingreso, se evidenció que la población con discapacidad es mayor en los quintiles de menores ingresos y disminuyó conforme aumenta el ingreso bruto per cápita del hogar. Cerca del 53% del total de las personas con discapacidad se ubicaron en los quintiles I y II, es decir, el 40% de los hogares con menores ingresos agrupa poco más de la mitad de la población con discapacidad, mientras que en la población sin discapacidad agrupa alrededor del 37% de las personas.
Recursos de apoyo y asistencia personal
El 55,4% de la población de 18 años y más utiliza algún recurso, servicio de apoyo o animal de asistencia. Se identifica un mayor uso de estos productos o servicios entre las personas con discapacidad (74,6%) en comparación con las personas sin discapacidad (51,1%).
Alrededor del 27% de las personas con discapacidad que utilizan algún recurso, servicio o animal de asistencia, declararon que enfrentan problemas con el uso de los mismos. El 83,4% de estas personas indican que no se ajustan a sus necesidades, seguido del 11,0% que reportó la mala calidad de estos y cerca del 10% no tienen dinero para reparar o darle mantenimiento.
Dentro de los recursos, servicios y animales de asistencia más utilizados, se encontró en primer lugar los anteojos o lentes de contacto con el 64,6%, seguido de productos como bastón, muletas, andaderas, silla de ruedas o vehículo adaptado con el 21,9% y en tercer lugar, los complementos nutricionales con el 14,6%.
Aproximadamente el 69% de las personas en situación de discapacidad que requieren algún producto de apoyo, servicio o animal de asistencia, señalaron que no los poseen porque no pueden pagarlos, el 20,5% indicó otros motivos, entre los que destacan que no están disponibles en la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), y no saben dónde pueden comprarlo o pedirlo. También el 10,6% de las personas mencionaron que existe lentitud en los trámites para adquirirlos.
En cuanto a la asistencia personal, - apoyo humano para la realización de actividades cotidianas- y con ello tener autonomía, el 46,4% de las personas con discapacidad indicaron que reciben este tipo de asistencia.
Aproximadamente el 66% de las personas que facilitan este apoyo forman parte del mismo hogar. Por relación de parentesco, cerca del 36% son hijas o hijos (tanto dentro como fuera del hogar), seguido del 30,6% que corresponde a la esposa, esposo o persona con la cual están unidas.
El estudio evidenció que son las mujeres quienes principalmente dan asistencia a las personas con discapacidad (69,8%) y que tan solo el 9,6% de estas personas son remuneradas por este trabajo; es decir, el 90,4% realizan dichas actividades de forma gratuita.

Compartir