Pobreza por ingresos se mantiene en 21,0 % respecto año anterior

17Oct
Principales resultados de la Encuesta Nacional de Hogares 2019

Pobreza por ingresos se mantiene en 21,0 % respecto año anterior

- La desigualdad, medida con el coeficiente de Gini, es igual el año anterior; en 0,514; lo que significa  que no se presenta cambios en la concentración del ingreso.

La Encuesta Nacional de Hogares 2019 reveló que el porcentaje de  hogares en situación de pobreza es de 21,0% del total del país, según la medición efectuada por línea de pobreza (LP); cifra que no muestra cambios con respecto al 2018 cuando se registró un 21,1% de los hogares en esa condición. El porcentaje de hogares en situación de pobreza equivale a  casi 336 mil hogares.

Por zona de residencia, la pobreza urbana alcanza al 19,8% de los hogares, mientras la rural al 24,2%, ambos valores sin cambios significativos respecto al 2018. Sin embargo, mientras la pobreza urbana ha presentado valores en el rango de 18,2% y el 19,8% a lo largo de la década del 2010, la rural muestra una tendencia a la disminución, y pasa de 27,4% en 2010 a 24,2% en 2019, y solo se observa un valor mayor en 2014 cuando afectó al 30,3% de los hogares rurales. 

Este comportamiento conlleva que la brecha entre el porcentaje de hogares en pobreza en la zona urbana respecto a los de zona rural tiende a disminuir, en el año 2010 la brecha era de 8,4 p.p., y para el 2019 llegó a 4,4 p.p.

Por otra parte, la pobreza extrema – aquellos hogares cuyo ingreso per cápita no alcanza para satisfacer las necesidades básicas alimentarias– registró que el 5,8% de los hogares están en esa situación, esto es, 93 542 hogares en pobreza extrema. 

POBREZA POR REGIÓN DE PLANIFICACIÓN

Al analizar los resultados por región de planificación, la Región Central que aglomera la mayor parte de la población del país, es la que muestra la menor incidencia tanto en la pobreza total (17,0%) como en la pobreza extrema (4,3%).

Le sigue como la segunda con menor incidencia, la Chorotega con un valor de 20,3%, esta es la única región que muestra un cambio estadísticamente significativo respecto al 2018, cuando el porcentaje de hogares pobres fue de 26,0%.  Similar situación ocurrió con la pobreza extrema de esta región, al disminuir de 8,8% a un 5,3%, es decir se redujo en 3,5 p.p.

En el otro extremo se encuentran las regiones Brunca y Pacífico Central, con la mayor incidencia en pobreza 30,3% y 29,8 % respectivamente, también en la pobreza extrema estas son las regiones más afectadas con 9,2% y 9,1 % respectivamente.

IPM MUESTRA NIVEL MÁS BAJO

El Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) – aquella que realiza un recuento de las privaciones que tienen los hogares en diferentes aspectos de la calidad de vida— mostró el nivel más bajo tanto en el ámbito nacional como por zonas de residencia desde el 2010.

La incidencia de la pobreza multidimensional, alcanzó al 16,6% de los hogares, y esto conlleva una disminución respecto al 2018 cuando se observó que el 19,1% de los hogares eran pobres multidimensionalmente.  Asimismo, al examinar el comportamiento de la década, hay una tendencia sostenida de decrecimiento, dado que en 2010 se inicia con  25,1% de hogares pobres multidimensionales.

No obstante, la intensidad, que indica el porcentaje de privaciones promedio que tienen los hogares pobres multidimensionales, se ha mantenido estable, y este porcentaje fue de 26,8% en 2019, prácticamente igual al del 2018, y muy similar al del 2010 cuando se estimó en 28,3%, lo que significa que en promedio los hogares pobres multidimensionales tienen entre 7  y 8 privaciones.

Por su parte, para el 2019 el IPM (porcentaje de privaciones ponderadas que presentan los hogares pobres multidimensionales, respecto al máximo posible de privaciones que podrían tener el total de hogares del país) es de 4,4 %.

Por zona urbana, el IPM en el 2019 registró 3,4%  y para la zona rural es de 7,3%.

Al considerar los hogares pobres, la privación de seguro social, es la que más aporta  al IPM, afectando al 62,8% de los hogares pobres multidimensionales, es decir, 187 mil hogares.  Le sigue en importancia, el bajo desarrollo de capital humano que se observa en el 63,4% de los hogares pobres, equivalente a 189 mil hogares.

Al considerar ambos métodos de pobreza, se observa que de los 1,6 millones de hogares, que el 70,4% de los hogares no son pobres, el 13% son pobres solo por línea de pobreza, el 8,6% pobres solo por IPM y el 8% son pobres por ambos métodos. 

INGRESO DE LOS HOGARES SE MANTIENE

En el ámbito nacional, el ingreso promedio por hogar es de ₡1 016 358 mensuales, prácticamente el mismo nivel observado el año anterior, cuando se estimó en ₡ 1 018 142.

En términos per cápita, el ingreso se estima en ₡ 376 333 mensuales, también sin variación significativa respecto al valor del 2018, cuando se ubicó en ₡369 534.

Con respecto al ingreso promedio por hogar, se observa que el ingreso por renta de la propiedad disminuyó significativamente respecto al año anterior, pasó de ₡ 66 257 en el 2018 a ₡ 55 133 en el 2019, lo que representa una variación de -16,8 %, lo mismo ocurre con subsidios estales y becas que pasan de ₡19 472 en el 2018 a ₡ 18 473 en el 2019, lo que presenta un cambio de -5,1 %.

El ingreso promedio por trabajo, tanto el asalariado como el autónomo, así como otras transferencias, no presentan cambio estadísticamente significativo respecto a la estimación del año anterior.

INGRESO POR ZONA Y REGIÓN

Al analizar el comportamiento del ingreso de los hogares según zona de residencia, se observa que los hogares en la zona urbana tienen en promedio ingresos por ₡ 1 144 191 mensuales, mientras que en  la zona rural es de ₡ 679 680, lo que significa un  40,6% menor con respecto al ingreso promedio por hogar de la zona urbana. Con respecto al año anterior, el ingreso promedio de los hogares se mantuvo sin cambios estadísticamente significativos.

El ingreso per cápita en la zona urbana se ubica en ₡425 121, mientras en la zona rural en ₡247 837, con respecto al año anterior no hay variaciones estadísticamente significativas.

Por otra parte, en el ingreso promedio según región de planificación se observa que en la región Central es de ₡1 194 486, en tanto el ingreso per cápita se ubica en ₡440 371, ambos valores no representan cambios estadísticamente significativos.

En las restantes regiones, el ingreso promedio por hogar es menor que el observado en la Central, hasta en un 46,8 % comparado con la región de menor nivel de ingreso (Huetar Caribe). La región Chorotega se mantiene en la segunda posición, con un promedio por hogar de ₡ 863 590 mensuales y un per cápita de ₡ 309 463. El ingreso promedio por hogar y el per cápita más bajo se registra en la región Huetar Caribe con ₡ 634 969 y ₡ 243 100 respectivamente.

En comparación con el año anterior, las regiones Pacífico Central y Huetar Caribe presentan una disminución significativa en el ingreso promedio por hogar de 11,1% y 9,6% respectivamente. Las variaciones en el ingreso promedio por hogar de las otras regiones no fueron estadísticamente significativas.

VER REPORTE COMPLETO AQUÍ.

Compartir