Insta a redoblar esfuerzos para invertir y garantizar los censos

08Abr
Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la CEPAL:

Insta a redoblar esfuerzos para invertir y garantizar los censos

En el marco de la vigésima reunión del Comité Ejecutivo de la Conferencia Estadística de las Américas (CEA) que se llevó a cabo este 7 y 8 de abril, la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Alicia Bárcena hizo un llamado a fortalecer el papel de las oficinas nacionales de estadística para hacer frente a los desafíos del COVID-19.

La reunión contó con un panel de alto nivel que abordó los desafíos estadísticos derivados de la coyuntura actual, en el cual Alicia Bárcena reconoce que se inaugura la conferencia en el medio de la crisis más severa de las últimas décadas, con afectaciones sanitarias, sociales, ambientales y políticas, bajo crecimiento, tensiones sociales, donde la pobreza y desigualdad se agudizaron, y una seria afectación de la ocupación y participación laboral, especialmente para las mujeres.

“En el contexto actual se ha resaltado la importancia de generar estadísticas oficiales oportunas y confiables, para el monitoreo de la pandemia, para la identificación de grupos en situación de vulnerabilidad y también para medir y evaluar el impacto de las políticas que se han adoptado en el confinamiento, sobre las condiciones de vida de las personas, siendo clave, por cierto, la georreferenciación y desagregación de los datos para orientar y focalizar las acciones más urgentes de cara al futuro”, puntualizó Bárcena.

CENSOS INDISPENSABLES PARA ENFRENTAR IMPACTOS EN CONDICIONES DE VIDA

En este contexto, la secretaria ejecutiva de la CEPAL destacó que una fuente de información particularmente relevante son los censos de población y vivienda de la ronda 2020. Es la única fuente que involucra a todas las personas que residen en un territorio, por lo que Bárcena ratifica que los censos permiten obtener información vital sobre la dinámica demográfica, las condiciones de vida de la población a escala nacional, pero también para otras áreas como ciudades, municipios, barrios, territorios indígenas, poblaciones afrodescendientes, entre otros.

Advirtió también sobre los efectos adversos de la postergación de los censos de la ronda 2020 en varios países de la región y la reducción de sus presupuestos, por lo que les instó a redoblar esfuerzos para invertir y garantizar su implementación, lo cual había sido alertado por las autoridades de los institutos de estadística en una reunión previa en 2020. 

 

DESAFÍOS ESTADÍSTICOS

Basados en los datos disponibles que los países han suministrado para evidenciar su realidad nacional en el medio de la pandemia por la COVID-19, la CEPAL proyecta que la incidencia de la pobreza en la región de Latinoamérica se situó en el 33,7% y la pobreza extrema en 12,5%.  Esto supone, que el total de personas pobres ascendió a 209 millones y de ellas 78 millones en extrema pobreza, lo que significó 22 millones y 8 millones más que en 2019 respectivamente. Además, se estima que la desigualdad, medida con el coeficiente de Gini, aumentó 2,9% respecto al 2019. “La pandemia evidenció las desigualdades estructurales de la región, ha magnificado la división sexual del trabajo, la organización social del cuidado que atenta contra el pleno ejercicio de los derechos y la autonomía de las mujeres”, puntualizó Bárcena. 

En lo que respecta al mercado laboral, la tasa de desempleo se incrementó 2,6 puntos porcentuales, ubicándose en 10,7% al cierre del 2020, pero la salida de la fuerza de trabajo afectó en mayor medida a las mujeres, a las personas trabajadoras informales, los y las jóvenes y a las personas migrantes. La crisis subrayó la importancia que tiene en el bienestar y la calidad de vida, aspectos como el hacinamiento en las ciudades, la falta de acceso a dispositivos tecnológicos y a internet de calidad. Ha quedado en evidencia, sobre todo en los lugares más pobres, los barrios con mayor índice de hacinamiento son los que mayor contagio presentan, y por ello sabemos que somos la región más afectada del mundo en desarrollo por la COVID-19.  Representamos casi el 8,4% de la población mundial, pero tenemos las muertes por encima del 30% de la población mundial. 

La alta funcionaria de las Naciones Unidas destacó que la CEPAL, la Comisión Europea y el Centro de Desarrollo de la OCDE impulsan desde 2017 una narrativa que reinterprete el desarrollo y fortalezca el rol de la cooperación para no dejar a nadie atrás.

“El desarrollo es un proceso continuo que no se mide adecuadamente con el nivel de ingreso. Son necesarias medidas multidimensionales que nos permitan cambiar la categorización de bajo, mediano y alto. Todos los países, independiente de su nivel de ingreso, enfrentan desafíos de desarrollo”, subrayó la Secretaria Ejecutiva  de la CEPAL, es por ello que también es un desafío el medir la percepción respecto a diversos temas políticas y bienestar.

PARTICIPACIÓN DEL INEC-COSTA RICA

La Gerente del INEC Floribel Méndez Fonseca, expuso sobre diversos desafíos a los que se enfrentan los sistemas nacionales de estadística de la región con relación al impacto del COVID-19 y la recuperación pospandemia y específicamente con la experiencia para el desarrollo de estadísticas ambientales y sistema de indicadores del recurso hídrico, que refleja la coordinación interinstitucional para avanzar en la generación de estadísticas en este ámbito.

La reunión concluyó la tarde de este jueves 8 de abril de 2021, en la que también estuvieron 33 delegaciones de los Estados miembros de la CEPAL y de 10 miembros asociados, además de representantes regionales y de las agencias, fondos y programas del Sistema de las Naciones Unidas, de organismos internacionales, la academia y la sociedad civil.

(*) Información editada con material proporcionado por la CEPAL. El discurso de la señora Alicia Bárcena puede ser escuchado en:  https://youtu.be/eiPowTodgOI

Compartir