Producción de ganado vacuno se estimó en 1,4 millones de cabezas

26Oct
Resultados Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2020

Producción de ganado vacuno se estimó en 1,4 millones de cabezas

- Ganado vacuno de carne se mantiene como el principal propósito de producción.

- El robo, hurto y destace representaron el 28,8 % de las pérdidas del ganado vacuno adulto.

- El 86,7 % del ganado porcino se utilizó para la producción de carne.

La Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA) 2020 estimó que el país alcanzó 1,4 millones de cabezas de ganado vacuno. También se ratificó que, del total de animales, el 62,6 % tuvo como propósito la producción de carne, evidenciando que se mantiene como la principal actividad ganadera nacional, al contabilizar cerca de 900 mil animales. La siguiente actividad es la de ganado de doble propósito con 300 mil (22,8 %), luego el ganado de leche con 200 mil cabezas (14,5 %) y, finalmente, 1 600 animales de trabajo (0,1 %). 

Con relación a los nacimientos, en 2020 la cifra fue cercana a los 400 mil animales, de los cuales el 50,2 % fueron machos y el 49,8 % hembras. Al realizar la distribución por propósito, el 52,9 % correspondió a animales de carne, el 26,8 % ganado de doble propósito y el 20,3 % fueron los destinados a la producción de leche.

En cuanto a las pérdidas de animales, estas se aproximaron a 60 mil cabezas de ganado, donde la mayor parte se concentró en la producción de vacunos de carne, con el 52,3 %. En cuanto a las pérdidas por los grupos de edades de los animales, los menores 1 año presentaron como principal causa de pérdida las plagas y enfermedades (60,2 %), mientras que los animales de 1 a menos de 2 años fueron afectados principalmente por los accidentes (25,3 %). Es importante destacar que el robo, hurto o destace se mantiene como la principal causa de pérdida de los animales de 2 años o más, representando el 28,8 %.

Con respecto a las prácticas pecuarias, la ENA 2020 señaló que el pastoreo sigue siendo el principal sistema de producción en todos los propósitos, en las fincas de ganado vacuno de carne este sistema representó el 94,6 %, en las de producción de leche 82,3 % y las de doble propósito 94,4 %.

El principal sistema de alimentación para el ganado vacuno de carne y de doble propósito fue el pasto natural, representando el 51,6 % y 59,9 %, respectivamente. En el caso del ganado para la producción de leche, el pasto mejorado fue el principal sistema de alimentación que utilizaron las fincas, con 46,8 %.

Ganado porcino

La ENA estimó que el hato porcino superó los 400 mil animales, de los cuales el 86,7 % se destinaron para la producción de carne y el 13,3 % a reproducción. Considerando lo anterior, existe una relación aproximada de 20 hembras por macho, debido a que las hembras o vientres representan el 95,2 % del ganado porcino de reproducción.

En cuanto a los nacimientos, se registraron aproximadamente 900 mil animales, lo cual genera en promedio una relación de 18 animales por hembra. Importante destacar, que según la clasificación del Reglamento N° 37155-MAG del 2012, para las fincas de subsistencia se registró un promedio de partos por hembra de 1,5 y de 2,4 para las grandes.

Además, la cantidad de días promedio en el que se destetaron los animales se estimó en 23,2 días para las fincas grandes y 35,8 días para las fincas de subsistencia. Los días entre el destete y la preñez fueron 15,8 días para las de subsistencia y 5,8 días para las granjas grandes.

Otro dato relevante, es que las muertes en ganado porcino superaron los 80 mil animales, donde el 99,4 % fueron de producción de carne, en su mayoría en la fase de lactancia. En cuanto a las muertes de los animales de reproducción, predominaron los decesos en hembras con el 96,4 %.

Finalmente, el total de fincas grandes y medianas utilizaron como principal sistema de alimentación el concentrado. Además, trataron los residuos principalmente con lagunas de oxidación, en el 92,7 % de las medianas y en el 88,2 % de las grandes.

Las fincas de subsistencia tienen como principal destino de producción el autoconsumo, el cual representa el 52,7 %, en el caso de las fincas pequeñas el 50,0 % vende los animales al por mayor. Adicionalmente, 22,2 % de las fincas de subsistencia y 33,7 % de las pequeñas, tienen como principal destino la venta al por menor.

Afectación por COVID-19 en fincas agropecuarias

A partir de mayo 2020, la ENA incluyó una sección de preguntas sobre la afectación por COVID-19, con el objetivo de investigar los principales efectos de la pandemia sobre la actividad agropecuaria nacional, es decir, tanto en fincas agrícolas como pecuarias. Los resultados revelaron que el 39,0 % de las fincas agropecuarias reportaron afectación por COVID-19.

De las fincas que fueron afectadas por la pandemia en el 2020, el 38,0 % afirmó que la reducción de ingresos fue la principal causa de afectación por COVID-19, le sigue la disminución de las ventas de productos o servicios con 26,1 % y el 13,1 % reportó un aumento de los gastos de operación de la actividad que desempeñan. 

Otras de las consecuencias fueron la suspensión de siembras o actividades agrícolas programadas (7,9 %), disminución de la planilla de los empleados (7,8 %) y pérdidas de la producción antes de cosechar o poscosecha (7,2 %).

En cuanto a contar con algún tipo de apoyo o beneficio para enfrentar los efectos adversos de la pandemia, el 10,0 % de las fincas agropecuarias indicaron que sí lo recibieron. Entre los principales beneficios recibidos, el 47,0 % corresponde a la readecuación de créditos, el 22,9 % a nuevos créditos y el 14,5 % a asistencia económica. 

Finalmente, los productores indicaron que recibieron apoyo con otro tipo de beneficios como la posposición del pago de impuestos, asesorías agronómicas o financieras.

Compartir